Novela Juvenil sobre el suicidio

12.- Un ewok en el Jardín

Un ewok en el jardín es una novela arriesgada por parte tanto de la editorial edebé como del escritor Pedro Ramos. ¿Por qué? Por que es abre el camino inexplorado a la temática de baja autoestima juvenil llevada al extremo, o sea, para casos que conllevan el deseo de suicidarse. Tras recalcar este valor añadido por parte de ambas partes, he de decir que yo NO RECOMENDARÍA ESTA NOVELA AL PUBLICO JUVENIL.

Me parece que otorgar uno de los galardones más importantes de la literatura juvenil a este libro no es positivo. Literariamente es posible que sea muy bueno, ya que Pedro Ramos tiene unas capacidades narrativas excelentes, aunque para algunos quizás sea demasiado innovador. Pero desde mi punto de vista, en estos quince años trabajando con adolescentes, me parece que es una novela que podría ser contraproduccente de cara a soliviantar el problema con autolesiones y pensamientos suicidas que sacude nuestra sociedad. ¿Por qué? Pues porque si mandas este libro a una clase de la ESO, harás que todos entren en los pensamientos de un joven con una depresión tremenda que piensa en suicidarse y hacerse daño mediante cortes. Desde mi punto de vista eso no es positivo porque por imitación o por llamar la atención o simplemente por snob algún alumno podría llevar a cabo prácticas que describe el libro y que antes no hacía, contarlos a los demás y quién sabe si hacer una bola de nieve. NO, lo siento. NO lo recomiendo. ME PARECE PELIGROSO.

Otras opciones que te pueden interesar:

La vaca que puso un huevo es uno de los referentes de la literatura infantil moderna. Su principal baza es el sentido del humor que trasmite. También tiene un lado educativo, que sitúa la amistad en el centro del tablero.
La vaca que puso un huevo
La vaca que puso un huevo es uno de los referentes de la literatura infantil moderna. Su principal baza es el sentido del humor que trasmite. También tiene un lado educativo, que sitúa la amistad en el centro del tablero.
La vaca que puso un huevo
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

Para mi gusto, la historia se absa mucho en describir los pensamientos del joven con el problema y muy poco en intentar buscar soluciones. Hay tres listas de razones por las que vivir, pero, a mi juicio, están puestas como verdaderos pegotes, sin sentimiento ni armonía con la novela. Son ligeros toques, que para mi deberían haber sido la parte principal. 

En resumen, «ni rasttro del ewok», no se si el título original de Pedro Ramos era es, pero a mi me parece que es un guiño comercial hacia la franquicia de Star Wars, porque el ewok no tiene aquí prácticamente protagonismo ninguno. Al leer el título me imaginaba un mundo de fantasía lleno de paralelismos con la realidad que le hicieran ver al joven lo hermosa que es la vida y que le diera un claro y digno final feliz, pero no me encontré eso. Excesivo realismo, peligro en un grupo adolescente. Lo siento, NO LO RECOMIENDO.

Espero que la novela tenga un papel importante a la hora de conseguir que otros escritores se envalentonen a escribir  sobre este tema, pero con mayor positivismo y cooperación o ayuda para los jóvenes con problemas de salud mental de este tipo.

Más opiniones sobre "Un ewok en el jardín"

No hay duda de que este tipo de novelas son necesarias, porque guardar silencio acerca del tema solo consigue convertirlo en tabú y quizá leer sobre ello puede servir para que alguien se decida a contar en voz alta lo que le está pasando o para que comience a escribir esa lista de razones por las que merece la pena seguir viviendo.

Inés Díaz Arriero

Pedro Ramos ha escrito una novela valiente y arriesgada que aborda en primera persona la oscuridad que caracteriza a una persona aquejada de depresión y con pensamientos suicida

Angels S. Amorós

Otros cuentos que enganchan...

Trama de "Un ewok en el jardín"

La historia narra en primer persona los pensamientos y sentimientos de un joven inteligente con una familia desestructurada con faltas de recursos económicos que está sumido en oscuros pensamientos que le llevan a autolesionarse e intentar suicidarse.

Por suerte, cuenta con la inestimable ayuda de su medio hermana (por parte de padre) que, aunque vive en el extranjero por causas de trabajo se preocupa mucho por él y les escribe constantemente e incluso le ayuda a hacer un lista con los motivos por los que vivir.

A lo largo del día en el que se centra la historia conocerá a un hombre que perdió a su mujer en circunstancias que podrían ser similares a las del crío. Eso hace que, al principio no, pero luego el hombre desee ayudar al joven a superar esos oscuros pensamientos que no le dejan ver lo hermosa que es la vida.

Otras colecciones adictivas...

Imágenes de "Un ewok en el jardín"

Reproducir vídeo

Cómo trabajar con "Un ewok en el jardín"

Sinceramente, creo que no se debe trabajar desde la escuela este tipo de temas, aunque si se debe formar a los docentes para que sepan reconocer estos casos y contactar lo antes posible con un profesional de salud mental.

No la trabajaría en un colegio, porque como he dicho anteriormente podrían producirse casos por imitación del personaje ya que la historia se centra mucho en los pensamientos d este en lugar de en la solución al problema.

Otras series muy afamadas...

Libros relacionados con "Un ewok en el jardín"

No hay muchos valientes que se atrevan a tocar esta temática. Pero, por ejemplo, la historia interminable trata la historia de un chico que sufre bullying en el colegio y se refugia en un mundo de fantasía para contemplar la belleza de la vida. Por otra parte este mismo autor tiene el libro de El coleccionista de besos (Edebé, 2018), en la que un joven con síndrome de Asperger : «Mi vida es aún mucho más patética: estamos a 23 de junio, no tengo amigos con los que celebrar San Juan y mucho menos novia. Estoy enamorado de una universitaria italiana, TNA, que no se ha vuelto a poner en contacto conmigo […] Lo único que tengo es a mis padres, que insisten en que baje con ellos a la playa. Y no me siento con fuerzas para convencerles de que soy demasiado mayor para hacerlo. No es el San Juan de mis 18 años que había imaginado»

Curiosidades sobre el escritor Dav Pilkey

wow

¿Sabías que Pedro Ramos estudió una carrera de ciencias? 

¿Sabías que Pedro Ramos ha navegado en el 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies